Parrillas para asado ¿Cuál elegir?

A la hora de realizar un asado debemos tomar en cuenta el corte de carne a cocinar, los contornos o hasta la leña que vamos a utilizar, pero también debemos considerar algunos factores que aunque nos parezcan poco importantes marcan una notable diferencia en el producto final.

Aunque nos parezca poco probable la parrilla para hacer asado, es un factor muy determinante en el resultado que queremos obtener, es por ello que antes de comenzar debemos tener en claro cuál parrilla elegir y el resultado que queremos obtener.

Tipos de parrillas para asado

En el mundo de la gastronomía existen diversas variedades de parrillas que nos otorgan resultados diferentes dependiendo de ciertos factores, como el combustible, el tipo de parrilla, el condimento, entre otros detalles que aunque parezcan simples forman parte de esta experiencia.

Ya sea que busquemos nuestra comodidad durante la preparación de la parrilla o detalles como si queremos compartir con nuestros amigos y/o familiares durante la cocción o solo dedicarnos al arte de la parrilla, debemos tomar en cuenta algunas consideraciones al momento de elegir la parrilla para el asado como las que veremos a continuación:

 

Parrillas a carbón

Este tipo de parrilla es una de las más populares a pesar de que no es una de las más rápidas, ya que pone a prueba nuestra paciencia. Este tipo de parrillas le otorga un delicioso sabor ahumado a nuestra carne, debido a que su combustible es el carbón o las briquetas de carbón vegetal las cuales pueden ser aromatizadas con astillas de madera aromáticas.

 

 

Parrillas a gas

Por otro lado, las parrillas a gas ofrecen mayores beneficios, ya que son más rápidas y sencillas de usar, pues estas utilizan tanques de propano o gas natural por lo que son muy sencillas de usar. Lo mejor de todo es que se puede controlar la temperatura de cocción y colocar diferentes grados de calor en la misma superficie, una característica que nos ofrece la versatilidad de cocinar diferentes productos al mismo tiempo. Sin embargo, estas tienen una desventaja, y es que por lo general suelen ser más costosas que las de carbón y no aportan a la carne un sabor tan ahumado por sí solas, sino a través de una caja ahumadora (smoker box).

Parrillas eléctricas

Estas parrillas son más compactas y una alternativa perfecta para aquellas personas que no cuentan con mucho espacio en su casa o un gran patio donde prepararlas, sin embargo, al igual que las parrillas a gas, estás no proporcionan mucho –por no decir nada– sabor ahumado a la carne.

Estas son algunas de las opciones que se encuentran en el mercado, pero recordemos que el elegir una en particular dependerá exclusivamente del resultado que queramos conseguir, y el espacio y/o presupuesto con el que contemos.