¿Como hacer Salsa Pico de Gallo?

La salsa pico de gallo, tiene sus raíces en tierras mexicanas. No es una salsa tradicional que se lleva al fuego, ya que sus ingredientes se sirven frescos para acompañar cualquier tipo de asado.

Los mexicanos incluyen en esta receta el chile o el jalapeño, un ingrediente típico que no puede faltar en su cocina y que los identifica de manera muy particular en su gastronomía. Este delicioso preparado, es semejante a una ensalada que se sazona con limón.

Esta receta puede durar en la heladera de 2 a 3 días. Como los ingredientes son frescos, estos tienden a marchitarse un poco, pero el sabor seguirá siendo muy cautivador.

Su nombre es curiosamente alusivo a la comida del gallo, por que en la presentación del plato, todo está cortado en cubitos. De allí, que esto se asemeja mucho a la comida de un gallo, o bien, que ha quedado con ese aspecto porque la picó un gallo. Asimismo, porque le sobresale un sabor picoso, han llegado a afirmar que esta salsa pica como un gallo.

Esta receta es muy sencilla de preparar, solo necesitas unas cebollas, pueden ser blancas, pero si son moradas mucho mejor. Un par de tomates, perejil o cilantro. En México, optan por dejarle a los tomates las semillas y la piel, algo que puede ser opcional en la preparación de este rico aderezo.

Ingredientes

  • 2 Cebollas blancas o moradas
  • 2 Tomates peritas maduros en buen estado
  • 1 limón
  • Aceite de Oliva
  • Perejil o cilantro
  • Sal
  • Pimienta

Instrucciones paso a paso

  • Lavamos bien las cebollas, los tomates, el perejil o el cilantro, según hayamos elegido.
  • Luego procedemos a cortar las cebollas y el tomate en cubitos. Al tomate le retiraremos las semillas y también la piel.
  • Hacemos lo mismo con el perejil o el cilantro, que quede bien picadito.
  • En una fuente, colocamos todos los ingredientes cortados en cubitos y le agregamos el jugo del limón, el aceite de oliva, la sal y la pimienta al gusto.
  • Mezclamos bien y servimos.

Este aderezo es perfecto para acompañar carnes jugosas con algo de grasa, aunque también es ideal para el pollo o deliciosos mariscos.